lunes, 4 de marzo de 2013

Hablemos de.... videojuegos: "Mount and Blade"

Existen ciertos juegos que, con una mecánica simple, un apartado gráfico no muy desarrollado y un sistema de juego sencillo pero entretenido, logran captar la atención de los gamers de todos los géneros  Cuando vi este juego por primera vez en Youtube, la verdad es que me sorprendió  ¿Un juego donde podías controlar a un personaje y en donde los combates a espada eran controlados en primera persona con una dosis de realismo nunca antes vista en este tipo de juegos? Incluso hoy en día, esa era una razón para prestarle atención.


La saga Mount and Blade surgio hara unos 5 años, de la mano de los estudios TaleWords y Paradox. Hasta la fecha han lanzado cuatro entregas. Mount and Blade es un juego de rol en primera o tercera persona, en el que controlamos a un personaje de un reino ficticio llamado Calradia, y en donde deberemos decidir a que facción unirnos para realizar a cabo una conquista total del reino. Obviamente este no es el objetivo final, ya que podremos dedicarnos únicamente al comercio de bienes y amasar una fortuna o crear un ejercito y convertirte en mercenario al mejor postor. Otra opción es la de crear tu propio nación y conquistar Calradia tu mismo, aunque es una labor muy tediosa y nada recomendable para principiantes.

"De fondo esta sonando El ataque de las Valkyrias"

Cada facción del juego representa a una de las antiguas culturas o civilizaciones medievales. De ese modo, nos encontramos con el Reino del Norte, inspirado en los guerreros Vikingos y las culturas germánicas y Anglo-Sajonas del medievo. El Reino de Swadia, inspirado principalmente en Francia. El Reino de Rhodok, inspirado en el Sacro Imperio Romano e Italia. El Reino de los Vaegirs, inspirado en los reinos del este de Europa como Eslovenia, Kiev o la República de Novgorod. El Kananato Khergita, inspirada totalmente en los Hunos o los Mongoles. El Sultanato Sarraní, implementado en la segunda entrega de la saga, inspirado en los califatos y sultanatos arábicos. Cada facción posee sus pros y sus contras, y dependerá de nosotros elegir a que facción unirnos.

Cada facción posee una estética propia que la hace diferente

Existe también la posibilidad de que queramos unirnos a un pretendiente de un reino, para iniciar así una guerra civil contra el rey de la facción que ataquemos. Si tenemos éxito, el pretendiente se convertirá en el nuevo rey de la facción  y nosotros nos convertiremos automáticamente en el segundo al mando. A partir de ese momento deberemos decidir si continuar por nuestro camino o permanecer junto al nuevo rey.

Al empezar el juego, nos encontraremos con las típicas opciones de personalización de nuestro personaje, tales como el sexo, nuestro trasfondo y nuestras habilidades. Los atributos que manejaremos serán 4 (Fuerza, Agilidad, Inteligencia y Carisma), y por cada 3 niveles de cada atributo, podremos aumentar en un punto las habilidades que estén relacionadas con dicho atributo. Con cada subida de nivel, ganaremos un punto de atributo, un punto de habilidad y varios puntos de competencia en armas que deberemos invertir para  que nuestro personaje se vuelva cada vez mas poderoso. También podremos contratar a personajes especiales que aumentaran nuestras habilidades ligeramente.

Los asedias contaran con opciones de ataque especiales

La mecánica de combate es bastante sencilla, pero a mi parecer bastante realista en cuanto a la jugabilidad. El combate se reduce a atacar y defenderse. Podemos configurar el ataque en base al movimiento del ratón, al de nuestro movimiento o al de la posición relativa del enemigo, esta última la opción mas recomendada para principiantes. Para la defensa, consistirá en pulsar el botón de defenderse justo antes de que el enemigo lance su ataque. Si poseemos un escudo en nuestro equipo, no sera necesario esta técnica ya que el escudo para todos los ataques frontales. También podremos disparar flechas y lanzar lanzas, aunque estas armas no poseen un sistema de juego especial como las armas a una o dos manos y los escudos.

Participaremos en batalla multitudinarias contra facciones rivales

En cuanto a los gráficos, es el apartado mas pobre del juego, ya que parece que los desarrolladores prefirieron centrarse mas en el sistema de juego que en el apartado gráfico, por lo que las texturas son simples y en algunos casos deficientes. Espero sinceramente que mejoren este apartado en futuras entregas porque le hace perder mucha calidad al juego. A pesar de ello, el juego rebosa entretenimiento y originalidad en otros aspectos. Las batallas son el punto fuerte del juego. Podremos dar ordenes a nuestras tropas en función del tipo de tropa que sean y podremos asediar ciudades para conquistarlas o saquearlas como viles bandidos.

Hasta la fecha se han lanzado 4 entregas de esta saga. "Mount and Blade", el juego original de la saga. "Mount and Blade: Warband", una expansión que mejora ligeramente el apartado gráfico del juego e introduce nuevas misiones y la facción del Sultanato Sarrani. "Mount and Blade: With Fire and Sword", que traslada la acción a las tierras eslavas del siglo XVI e introduce 5 nuevas facciones en sustitución de las originales, asi como el uso de armas de fuego y mejora en los asedios. "Mount and Blade: Napoleonic Wars", un mod multijugador que modifica la estética del juego a las guerras napoleónicas. Ademas de eso, el juego cuenta con una comunidad modder inmensa, lo que la hace muy rica en el aspecto de innovación.

Para finalizar, os dejo un breve vídeo en donde os muestro el comienzo de Mount and Blade: With Fire and Sword y os hago una breve demostración de creación de personajes. Disfrutadlo!!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario