jueves, 9 de mayo de 2013

Ambientación Rolera: "Japón. Nacimiento, ascenso y caída de los Samurais (IV)"

Tercera entrega de la ambientación rolera del Sengoku Jidai en Japón. Hoy os hablare de la guerra de la época y de las armas que mas se usaban. Disfrutadla!!

La guerra



En el pasado, los ejércitos estaban mayoritariamente compuestos por milicias armadas sin apenas entrenamiento que los generales lanzaban al combate con la esperanza de que superasen al enemigo. Los Soldados profesionales actuaban como tropas entrenadas de apoyo y recivian un entrenamiento en armas mas avanzado. Finalmente, los Samurais eran muy escasos y conformaban una pequeña parte de los ejércitos  pero eran la élite de la época y se trataba de un rango obtenido por méritos antes que un ideal de  guerrero.

En el Sengoku Jidai, los samurais han alcanzado la cima del poder al tratarse de la clase dirigente del país. Si bien los Samurais se han generalizado en todos los ejércitos del país, sigue existiendo una clase de soldado a modo de milicia. Los Ashigarus son campesinos y ciudadanos de a pie entrenados brevemente en la lucha y qson utilizados para defender las aldeas del territorio del clan, los caminos, los barrios bajos de las ciudades y como fuerza de apoyo en los ejércitos.

Los Samurais, como hemos dicho anteriormente, se han generalizado en los ejércitos del Sengoku Jidai. Son adiestrados en el manejo de todo tipo de armas y en el manejo del caballo, convirtiéndose en muchos caso en los gruesos de los ejércitos.  Los samurais obtienen su título bien por herencia de sus antecesores (si la desea, claro esta), bien siendo un Ashigaru y habiendo realizado alguna hazaña respetable para el clan.

Las armas de la era Sengoku no han variado demasiado desde las Guerras Genpei. A continuación os daré las armas mas características de los ejércitos de la época. Mas adelante añadiré alguna mas en base al trasfondo de cada personaje.

- La Espada Samurai o Katana. Este arma se ha convertido sin duda alguna en el arma por excelencia de los Samurais. De ser una herramienta para la guerra a ser el alma de todo guerrero. Cada Katana ha sido forjada por un maestro armero al servicio del clan, la cual es personalizada para su futuro dueño. Los miembros de la familia del clan reciben una espada especial, forjada por los mejores herreros del país a su servicio, y bendecida por la diosa Amaterasu. Un arma versátil y muy equilibrada que debería estar presente en cada soldado de la guerra.

Katana
Samurais con Katana en pleno combate


- El Arco japonés o Yumi. Este arco de gran tamaño posee una gran fuerza que lanza sus proyectiles a gran distancia y con gran precisión. Si bien el entrenamiento con este arma es algo exigente, los maestros de esta disciplina son auténticos tiradores que logran dar a cualquier objetivo. En las batallas, este arco podía ser utilizado a pie, para lanzar salvas de flechas contra las tropas enemigas, o a caballo, para utilizarlos como hostigamiento contra los enemigos. Sin embargo, su gran tamaño implicaba un tiempo de recarga elevado que podía suponer un peligro al estar expuesto a las cargas de los enemigos.

Arco Yumi


Samurais con Yumi disparando sobre los atacantes
 - La lanza de caballería o Yari. El arma característica de los Ashigaru. El objetivo de esta lanza era hacer frente a las letales cargas de caballería enemiga. Los guerreros entrenados con este arma eran adiestrados para saber organizarse grandes grupos de soldados, juntos y con la lanza en ristre  con el objetivo de crear muros de lanzas, letales contra los enemigos que cargaban contra ellos. Sin embargo, esta táctica dejaba los flancos de las tropas al descubierto. Sin embargo, en los combates contra infantería no poseía la misma ventaja táctica, llegando a ser incluso un problema al tener una gran largura, siendo a veces incapaces de blandirla correctamente.

Yari

Samurais con Yari

- La lanza de infantería o Naginata. Este arma, asemejada a las alabardas europeas del la misma época, era utilizada principalmente como arma de apoyo para la infantería  en conjunción a la Katana. Los guerreros que utilizaban este arma se entrenaban para aprender a utilizarla versatilmente y para lanzar cargas devastadoras contra las tropas enemigas, provocando graves heridas en los enemigos. Sin embargo, luchar con este arma requería estar a una distancia media del enemigo, ya que a corta distancia no era tan efectiva como lo podía ser una Katana.

Naginata


Samurais con Naginata 

- La espada larga o Nodachi. La hermana mayor de la Katana. Esta espada era blandida por los guerreros mas fuertes de los ejércitos  pues su peso requería mayor esfuerzo físico. Las Nodachi eran utilizadas para romper las defensas de las tropas enemigas y abrir brechas en las líneas. Sin embargo, debido a su peso y largura, manejarla implicaba tener menos capacidad para defenderse, haciendo a su portador mas vulnerable  que con la Katana. La Nodachi fue creada con el fin de aventajar a los ejércitos en la batalla, pero debido a su tamaño, era más difícil forjarla que una Katana normal, por lo que su producción fue mas limitada.

Una espada Nocachi, mas larga y pesada que la Katana tradicional

Un peloton armado con Nocahis
- La catapulta de asedio o Mangonel. El mangonel fue un avance importante en las tácticas de asedio de la época. Si bien este arma se había extendido a prácticamente todo el mundo en el siglo XII, en Japón su desarrollo fue mas tardío. Para usarlo, se requería a cinco soldados, normalmente Ashigarus entrenados en su manejo, de los cuales uno cargaba el proyectil y los otros cuatro tensaban cuatro cuerdas de manera que el proyectil saliese disparado gracias a la fuerza de tensión de los soldados. Debido a el tiempo de recarga que requería este arma, las dotaciones eran situadas lejos de la zona de combates. Podía lanzar desde pedruscos a tinajas llenas de material incendiario.

Catapulta actual, semejante a las de la época

Ashigarus utilizando un mangonel
Si bien estas son las armas mas tradicionales de los ejércitos de la época, gracias a la llegada de los marineros portugueses en 1543, en pleno Sengoku Jidai, los ejércitos de Japón tuvieron acceso a un gran descubrimiento armamentístico que en batallas como la de Nagashino supusieron un antes y un después en tácticas de guerra: la pólvora. Antes de la llegada de la pólvora, los japoneses habían hecho uso de una sustancia similar a la Nafta de los griegos para usarla a modo de material incendiario. Pero con el ascenso de los samurais, este arma entro en desuso tras las Guerras Genpei. Estas armas podían ser obtenidas directamente de los marineros europeos que llegaban a puerto o en los distritos Nanban de las ciudades.

- El mosquete. Un arma con una potencia de fuego sin igual en la época para armas de su tamaño  Cuando descubrieron el alto potencial de estas armas, los clanes intentaron agenciarse tantos como pudieron. Sin embargo, tras una primera prueba de uso, en la que muchas veces el mosquete no disparaba, o incluso explotaba, algunos clanes siguieron prefiriendo el armamento convencional a las armas modernas. AL tratarse de un arma relativamente peligrosa, tanto para los enemigos como para su portador, los Ashigarus fueron los principales usuarios de este arma. Su principal desventaja es el elevado tiempo de recarga y que, como se ha mencionado el alto grado de fallar en un momento clave, o incluso de explotar.

Mosquetes utilizados en Japón en el Sengoku Jidai
Samurais armados con mosquete pesado, una variante a la que tenían acceso
 los clanes situados al  oeste del país, como el clan Shimazu
- La Granada incendiaria. Este arma, introducida gracias a la llegada de los marineros portugueses en el siglo XV, constituye un avance importante en las tácticas de guerra. Estas granadas estaban confeccionadas de manera que al impactar contra una superficie dura y romperse, producían una potente explosión que causaba graves daños en las tropas enemigas y aterraba a las tropas cercanas. Sin embargo  debido a su potencia de ataque, los soldados aliados que se encontraban en las cercanías podían verse alcanzados por la onda expansiva del arma. Esto provocaba que las dotaciones de granadas fueran muy pequeñas, e incluso en ocasiones, fuesen lanzadas contra el enemigo en una carga suicida sin retorno. Esto hizo que los Ashigarus fuesen los principales usuarios de este arma, al igual que la granada incendiaria, pero con el tiempo, algunos Samurais se atrevieron a utilizarlo.

Granada incendiaria
- Cañón de asedio. El cisma de las armas de asedio de la época. El cañón de asedio tardo un tiempo en llegar al país, dependiendo en parte de los distritos Nanban existentes de la época. Los primeros cañones estaban fabricados de madera, pero mas tarde se lograron obtener los planos de fabricación con hierro. Poseer este arma en un ejército suponía una ventaja táctica sin igual, ya que durante la fase en que los ejércitos se movían a la batalla, podían sufrir una lluvia de plomo que provocaba grandes pérdidas en el ejército enemigo y que desmoralizaba a sus tropas. Al ser disparado, ademas, provocaba un ensordecedor ruido que echaba a los enemigos hacia atrás. Como es de esperar, utilizarlo requiere un entrenamiento especial, centrado en recargar el cañón con rapidez antes de que los enemigos tengan ocasión de cargar contra la dotación. Los Ashigarus eran, de nuevo, los encargados de utilizar este arma.

Cañon de madera de la época

Un Ashigaru disparando un cañón

Fin de la entrada. En la siguiente entrada os hablare sobre los personajes mas característicos del período. Sed Buenos!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario