domingo, 22 de diciembre de 2013

Hablemos de... cine: El Hobbit - La desolación de Smaug

Hola bichos y bichas!

Despues de casi un año de espera, llega ya la seguna parte de la trilogia del Hobbit, la Desolación de Smaug. Y yo, como buen cinefilo, he ido a disfrutar d e esta peli en compaña de nuestros amigos Crom, Caminos y Jonkx, que tambien disfruaron la película parece ser. De modo que, para vuestro deleite, os ofrezco la reseña de la película a continucación. Disfrutadla!


El Hobbit La desolación de Smaug continua la aventura donde lo dejo la anterior entrega, con la compañia de Thorin huyendo de los orcos hacia la montaña solitaria. Sin embargo, para poder continuar deberan atravesar el antaño conocido como Bosque Verde, rebautizado como Bosque Negro por sus habitantes, ya que un oscuro mal esta invadiendolo desde dentro. Sin embargo, no son solo criaturas maleficas lo que habita el bosque negro, sino un antiguo conocido que desafiará a Thorin en su busqueda por recuperar lo que le pertenece por derecho. Por el otro lado, Bilbo continuará demostrando su capacidad para afrontar situaciones peliagudas, salvo que para esta ocasión contará con la ayuda de un anillo mágico que, además, ira convirtiendo a nuestro protagonista poco a poco sin que él lo descubra. Concluimos hablando de Gandalf, que debera dejar atras a la compañia ante la amenaza de un enemigo que va obteniendo cada vez mas poder. Un nuevo enemigo con el poder suficiente para reunir a los orcos de Gundabad y Moria y formar un ejercito que podria volver a propagar la muerte y la destrucción en el norte como en el pasado. Ningún ser humano seria capaz de albergar un poder semejante, lo que significa que un antiguo mal esta resurgiendo y que el mundo debe contener la respiración o hacerle frente, antes de que sea demasiado tarde. La montaña solitaria esta cerca, y en su interior encontrarán la ansiada Piedra del Arca, montones de joyas y tesoros y... la criatura mas aterradora y maléfica a la que Bilbo y la compañía se haya enfrentado hasta la fecha. Smaug espera.

Fíjate lo viejo que es el abrigo que tiene hasta telarañas

 Antes que nada, comentar que, los que esperéis que el Hobbit halla retomado el rumbo de El Señor de los anillos, os vais a quedar con las ganas. La trilogía de El señor de los anillos supuso un hito en la historia del cine, no por la manera de hacer cine, sino por que, entre otras coas, la trilogía demostró que ha día de hoy aun pueden realizarse trabajos de calidad, de gran producción y que, ademas, se conviertan en productos de culto con hordas de seguidores. Sin embargo, todos esos trabajos tienen algo en común. Son trabajos donde la epicidad, la tensión, la acción y la intriga están muy presentes.

No pretendo decir que el Hobbit no exponga esas cosas, al contrario. Sin embargo, el Hobbit incorpora algo que las anteriores no lo hacían de la misma manera, me imagino por el público al que iba dirigida la trilogía principalmente. Esa cosa es la DIVERSIÓN. No os confundáis, ahora os lo explicaré. Y es que, si en la anterior entrega dudábamos de que el Hobbit fuese dirigido a un público más amplio, con esta entrega queda mas claro. Los momentos donde la diversión es el elemento clave van en aumento, dando al universo de Tolkien una nueva dirección y una temática mas "para la familia".

Poder de la vara! OS voy a crugir vivooooos!

Tengo la corazonada de que con El Hobbit, Tolkien esta haciendo todas las cosas que quiso hacer en ESDLA y que no pudo. En esta entrega, podremos ver a elfos moviéndose y actuando como lo que son, elfos: arrogantes, hedonista y con aires de superioridad (sobretodo con los enanos). Veremos a un Légolas mas frio, amenazador y letal que nunca, que hará gala de un sinfín de movimientos dignos de cualquier gimnasta de élite. También gozaremos de una visión mas en profundidad de la cultura enana en el universo Tolkien, siendo testigos de las arquitecturas y las obras enanas en todo su esplendor. Mención especial a que nuestro amigo Caminos debió de ver escenografía por todas partes, mas que arquitecturas pero bueno (juas juas juas!).

Debo decir que un elemento sobrante y cargante es sin duda alguna la inclusión de un personaje que, según tengo entendido, solo es mencionado en la obra original. Hablo de Tauriel, la capitana de las fuerzas de Bosque Negro, a la que intentan darle un papel activo en la historia y que, acaba convirtiendo la aventura de un miembro de la compañía en un drama amoroso que no pega ni con superglu3 y que no hace sino retrasar el ritmo de la película.

Como no se abra la puerta, estos de al lado me apalizan
el elemento que mas me ha gustado, sin duda alguna, es el dragón Smaug. Sin duda alguna el dragón mas aterrador que he visto en mucho tiempo, no solo por su aspecto, sino porque, ademas de eso, es un ser muy inteligente, audaz y, en definitiva, soberbio. No hay duda de que han cuidado mucho a este elemento de la pelicula, porque nada mas verlo se nos cayo a toda la cuadrilla la mandíbula del asombro.

Nada mas que mencionar de la película, solo añadiré que Bombur hace una actuación munchkinera a mas no poder teniendo su momento épico en la saga, y que lo primero que pensareis o diréis nada mas acabar la peli será esto: "¿Como narices me dejas así?!!!!"

Hasta aquí la entrada de hoy. Sed buenos!




No hay comentarios:

Publicar un comentario