martes, 3 de diciembre de 2013

Logia de Aventureros en la Marca del Este - La defensa de Roca Garganta



Hola bichos y bichas!

Una vez mas, como ya viene siendo habitual cada dos semanas, los aventureros en la marca del este volvimos a participar en la logia, para librar asombrosas hazañas, pifias monumentalmente oportunistas y, como no, lagartos grandes, en las tierras de la Marca del este. Ademas, en esta ocasión, tuvimos como NPC invitados a... los bárbaros de Ungoloz!!!! La partida de este fin de semana corrió a cargo de nuestro querido máster y amigo Crom.



Para esta ocasión, seguimos con los personajes de la partida anterior, el Mago, el Paladín, , el Clerigo y un servidor, el Semiorco, que después de la escabechina de la anterior partida pasó a ser conocido como "carnicero Gol". Se nos une para esta partida un Enano con mala leche, ademas de ser bajito y tener complejo por ello (ademas de ser mal bebedor por perder contra mi en una competición de bebida, que verguenza para su raza)Empecemos.




 Debo mencionar que yo no pude participar en el primer rato de la partida por que mi ser terrenal aun no había llegado a la tienda donde llegamos.Cuando llegue justo acababan el rimer combate. Os contare solamente como llegaron a ello.

Tras los acontecimientos del día anterior, nuestro grupo marcha de nuevo en dirección al túmulo de marras al que nunca logramos llegar. Pero antes,debemos ir a un campamento en los limites de la marca, junto a Un-Goloth. Por el camino paramos en una aldea a descansar. ENCUENTRO ALEATORIO:
....
Sale un draco. GUAAAAAY!!!

Por lo que pude ver, el Draco dio bastante candela a mis compañeros. Yo acababa de llegar y no participe en el combate. Tras matar al Draco, en la aldea, descubrimos una trama de asesinato de un niño a manos de su padre, que luego resulto no ser su padre y que este acabo por asesinarlo. No requiere demasiada atención esta parte. Pasemos a la parte buena de la partida.

Tras abandonar el pueblo, ponemos rumbo hacia el este (como no), en dirección al Túmulo y a la fortaleza donde debemos entregar las provisiones encargadas desde Robleda. Llegamos a la Fortaleza de Roca Garganta, nuestro destino. Todo parece que va bien, pero tras entregar las mercancías, nos avisan de que una banda de unos 200 bárbaros ungolitas están bajando del monte para destrozar la fortaleza. Genial! Un poco de sangre y huesos rotos!

La fortaleza se encontraba en los lñimites de la marca con Ungoloz.
 La fortaleza cuenta con un par de balistas y unos 30 soldados para defender la fortaleza, mas nosotros. Los ungolitas cuentan con dos catapultas, ademas de infantería, arqueros y caballería. La variedad ante todo.

Empiezan los bárbaros. Sus catapultas empiezan. Nada mas empezar, la primera de ellas, PIFIA!!! Se queda sin turnos. La otra, sin embargo, impacta y abre un boquete en la empalizada. Tras el ataque, nuestras balistas disparan y aciertan a la segunda catapulta, dejándola inservible. Gran actuación!

Los bárbaros entran en la empalizada y empezamos la defensa. Los compañeros y yo nos encaramos a ellos. Empiezo yo. PIFIA!!! Me caigo al suelo ante dos bárbaros que se me lanzan. Tras mi pifia, los dos bárbaros me atacan. No me hacen demasiado daño. El mago volvió ha hacer gala de sus habilidades matando a uno de mis atacantes... con el arco, para variar. Es la primera vez que me encuentro a un mago que hace mas pupa en el combate que con la magia, toma ya!

Tras el primer asalto, donde los bárbaros no acabaron muy bien, entra una segunda oleada de bárbaros. En este asalto, mi semiorco ataca y saca.... CRITICO!!! Con su tridente, ataca a uno de los bárbaros, al cual decapita, y al ser critico, pongamos que... por ejemplo... empala la cabeza y saca la columna con ella, todo muy poético si señor. El caso es que semejante hazaña hace que varios bárbaros salgan por patas (que esperabais después de empalar la cabeza y la columna de vuestro compañero en un tridente, eh?). Menuda hazaña!

En el siguiente asalto, nuestro mago, por fin, hace uso de su magia, utilizado un hechizo de Sopor contra la siguiente oleada, que ya incluye caballería. Duerme  a la mitad de los asaltante, creando un tapón humano en la brecha. El asalto discurre sin demasiadas complicaciones.. para nosotros, porque para los defensores la cosas no les va tan bien. La mitad de ellos han caído, incluido a su comandante, un paladín nivel 6. Macho, te has lucido.

En el siguiente asalto la cosa se complica, ya que aparecen dos Dracos montados que vienen hacia nosotros. ATENTOS! Que lo que viene ahora ocurrió tal cual lo voy a contar!

Este bicho podria haber provocado muchas escabechinas,
pero se quedo en nada.
La cosa es que el primer Draco se lanza contra nuestro paladín, que se encontraba en la torre principal con las balistas para dirigirlas e infundir moral en los soldados. Pues para este asalto....
PIFIA MONUMENTAAAAL!!! (En este instante, nuestro querido máster se plantea cambiar los dados manquer que esta utilizando, no los quiere nadie).

El bicho se estampa contra la torre, si! se estampa! y el bárbaro que iba encima... se desconoce su paradero. Nuestro querido Paladín, en un ataque de entusiasmo y heroicidad, salta encima del Draco, con el riesgo de fallar y caerse de la torre y matarse ne el acto. Logra subirse pero... el Draco le aguijonea. Eso no impide que nuestro paladín logre clavarle su arma en la base de la cabeza matándole al momento. Gran actuación Pala!!!

Aunque hay... un problema. Si el Draco muere, ya no hace fuerza, y estaba clavado en la torre, así que.... El Draco empieza a caerse, con el Paladín encima! nuestro héroe empieza a correr hacia la abertura de la torre y.... salta!!! Logra salvar la vida por los pelos!!!!

En ese momento, el otro Draco decide dar media vuelta y marcharse, visto lo visto. Ademas, había recibido 12 puntos de daño a manos de los soldados de la fortaleza, con sus flechas. La batalla parece que llega a su fin. Ungoloz a perdido!!!! Nosotros Ganamos!!!

Balance de la batalla: ejercito ungolita semi aniquilado, con un Draco menos y dos catapultas destruidas. Nuestras bajas fueron la mitad de los defensores, el comandante y una balista. Nuestra clériga sufrió heridas que la dejaron inconsciente, pero sobrevivió par aluchar otro día.

Tras la batalla, y el correspondiente reparto de EXP y material (mi semiorco subió a nivel 3, YEAH!), nuestra marcha hacia el Túmulo continua. Al llegar, nos encontramos con un pedrusco con una inscripción que no supimos descifrar, por lo que decidimos usar la fuerza bruta para tirar la piedra abajo. En el túmulo, en una gran sala, conseguimos descifrar un segundo acertijo, dándonos acceso a una sala con una armadura de ébano, que resulta ser un Golem tremebundo que costo machacar.

Aqui termino nuestra aventura del día, la verdad es que bastante emocionante para mi porque hacia tiempo que no participaba en batallas y no recordaba lo caóticas que pueden llegar a ser. Una partida inolvidable, que esperamos continuar en breves.

Para terminar, os adjunto la parte 5 de la campaña diplomática que estoy llevando a cabo en Total war. Hasta entonces...

Sed Buenos!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario